5 Maneras de ayudar cuando amas a alguien que sufre de Dolor Lumbar

 

  1. Conocimiento en la empatía.

Los dolores crónicos en las lumbares son frecuentes tanto en hombres como en mujeres, y cada vez son más habituales en personas de todas las edades, incluso jóvenes.

Se ha estudiado que las mujeres tienen un umbral del dolor más bajo y que con el paso de la edad, el umbral del dolor disminuye, por tanto, las personas mayores tienen una tolerancia menor al dolor que las personas jóvenes.

  1. Mucha tolerancia

Ármate de tolerancia y calma por el gran amor que le tienes. Si estás nervioso por cualquier razón que tenga que ver con la persona, esta se sentirá mal y acabará por tener una sensación de culpa que lo puede estresar.

Es probable que el paciente tenga muchos deseos de cumplir con sus compromisos, pero no tenga la fuerza suficiente para lograrlo.

  1. Asistencia de un especialista.

Los dolores que afectan a las lumbares pueden estar relacionados con cuestiones musculares o vertebrales.

También pueden ser el reflejo del mal funcionamiento de riñones o intestino.

Buscar ayuda en un profesional puede ayudar a manejar la situación desde todos los aspectos posibles, especialmente en lo que tiene que ver con lo emocional.

Acompañar siempre que puedas al enfermo ayuda a escuchar mejor las indicaciones del especialista y a decir algunos síntomas que pueda estar olvidando comentar el enfermo.

  1. Comprensión y aceptación.

Pasar de una simple molestia, dolor punzante, a una disminución del movimiento o incapacidad de ponerse derecho, de pie, o levantarse de la cama; cambia en muchos sentidos la mecánica familiar.

Dejar de asistir a reuniones familiares y paseos puede generar un drama extra.

Esta es una de las cuestiones más difíciles de entender tanto para el paciente como para sus familiares y amigos.

  1. Escuchar lo que calla.

El paciente cruza por un proceso de duelo, implica ajustes emocionales y de vida por el que se pasa después de experimentar una pérdida de funciones y actividades normales.

Tomar algunos minutos para hablar y escuchar es una gran forma para descifrar lo que está reprimiendo o minimizando en su aparente actitud fuerte.

Resulta fundamental el descanso pero sobre todo, apoyar, cuidar y amar.

¡El amor es la cura infalible para las enfermedades!

La mejor selección de Immunocal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: